Denise Parker: El tiro con arco siempre tendrá un lugar en mí. 

 

2015-04-10 

La Copa Arizona es uno de esos eventos internacionales de tiro con arco que atraen a muchos arqueros y a otras personas que disfrutan de este deporte. Cuando uno viene a Arizona, puede ser testigo de una competencia de alto nivel, pero también puede ver y conversar con leyendas del tiro con arco como Richard McKINNEY, Ed ELIASON, Judy ADAMS, Jay BARRS y Denise PARKER, entre el grupo de antiguos medallistas olímpicos y mundiales que uno puede encontrarse cuando camina por el campo de tiro de Ben Avery.

Una de estas estrellas ocupa un puesto muy importante en la Federación de los Estados Unidos desde hace seis años.  Denise PARKER, la mejor arquera norteamericana en los últimos 13 años del siglo XX, es la Gerente Ejecutiva de la entidad que dirige el tiro con arco en el país, y coordina todo el trabajo en una oficina que cuenta con unos 15 empleados.

“Hemos tenido un crecimiento increíble en los últimos seis años. Nuestros  miembros han aumento de 3 500 a 18 000.  Tenemos un gran reto ahora porque  nuestras categorías juveniles se han desarrollado mucho, y se ha duplicado el número de clubes” explica Denise cuando se le pregunta acerca de lo que la mantiene ocupada en estos momentos.

Nacida en diciembre de 1973, Denise PARKER hizo su primera aparición internacional en los Juegos Panamericanos de 1987 en Indianápolis, como parte de  un equipo en el que figuraba Luann RYON, Campeona Olímpica de Montreal 1976.  La niña zurda de 13 años se convirtió en la gran sorpresa, al colocarse primera en la Ronda FITA con un impresionante 1270.  “Yo no sentía preocupación alguna y me divertía muchísimo en los torneos”, confiesa Denise mientras su mente vuela de regreso en el tiempo, “…a veces quisiera tener trece años de nuevo.”  Al concluir la Grand FITA, la coronaron como la tercera mujer de los Estados Unidos en ganar los Juegos Panamericanos, después de Lynette JOHNSON y Ruth ROWE, quienes habían ganado en 1979 y 1983 respectivamente.

Un año después, en Seúl, Denise PARKER se convirtió en la arquera más joven en ganar una medalla olímpica, cuando el equipo de Estados Unidos se llevó el bronce en un dramático desempate con la escuadra de Indonesia, que finalmente ocupó el segundo lugar.   El año 1989 la traería nuevamente al podio, con el bronce individual en el Campeonato Mundial en Lausana. En 1991 alcanzó una victoria abrumadora en el Campeonato Mundial Juvenil en Noruega, con un impresionante margen de 47 puntos sobre la ocupante de la segunda posición.  En ese mismo año, defendió exitosamente su título de Campeona de los Juegos Panamericanos.  A los 18 años, Denise PARKER era la esperanza del mundo para derrotar a las coreanas en Barcelona.

http://www.awcmedellin.com/uploads/fckeditor/denise%20parker%20seul(2).jpg“No fue hasta Barcelona que me di cuenta de la presión que sentía sobre mí.  Estuve tan cerca de una medalla allí, pero disparé un 6 con mi última flecha en el match con Natalia VALEEVA y no pude pasar a las semifinales.”    

Los ojos de Denise apuntaron entonces a Atlanta, a la Olimpiada a celebrarse en su país, y decidió irse a vivir a San Diego y entrenar allí.  La Ronda de Clasificación del Campeonato Mundial de 1993 en Antalya presentaba a Denise PARKER en primer lugar con la mayor puntuación en una Ronda FITA que haya sido lograda por una arquera de Estados Unidos: 1361, ocho más que VALEEVA, y 18 más que la Reina de Barcelona, la coreana CHO Youn Jeong.  Pero ganar la Ronda FITA no era suficiente; había que vencer en 5 matches para ser la campeona mundial.   

El match de 1/16 concluyó con un fácil triunfo 106-93 sobre la finlandesa TOIVAKKA.  Pero en el siguiente match la china MA Xiangjun alcanzó la mayor puntuación entre todas las arqueras en esa ronda y derrotó a la esperanza americana 111-102.  Denise no pudo pasar del lugar 13 en la lista final de resultados de la Ronda Olímpica.

Las decepciones de Barcelona y Antalya resultaron ser muy difíciles para que la mente de Denise las pudiera superar, pero lo peor estaba por llegar: no clasificar en el equipo de su país para los Juegos Olímpicos de 1996 en Atlanta.  “Yo me preguntaba si yo podría lograrlo, si tendría la fortaleza mental.  Posiblemente necesitaba tomarme un descanso.”

Después de unos dos años de descanso, Denise PARKER volvió a competir.  Hizo el equipo de Estados Unidos a los Juegos Panamericanos de Winnipeg y logró la medalla de oro por equipos. En el año 2000 formó parte de la selección olímpica a Sydney.  “Tenía que hacerlo por mí.  Nunca logré recuperarme totalmente para lograr los resultados de antes.  Yo quería regresar y no terminar mi carrera con la marca final de no haber clasificado en el equipo para Atlanta 1996.”

Denise es madre de dos hijos que no se han sentido atraídos por el tiro con arco, a pesar de que su mamá tiene dos arcos en casa: un recurvo y un compuesto. Ellos, por el contrario, prefieren jugar fútbol.   Denise no tiene el tiempo para demostrarles lo grandioso del tiro con arco como deporte, pues sólo puede disparar unas 30 o 40 flechas al año. El trabajo en la Federación de Tiro con Arco de los Estados Unidos le ocupa la mayor parte de su tiempo y esfuerzo.

Esta jovial mujer de Salt Lake City, quien una vez fuera una encantadora niña que jugaba con un arco y  unas flechas, todavía siente el tiro con arco dentro de ella.  “Yo veo a los niños disparando y recuerdo cuando yo tenía 13 años.  Cuando te enamoras de este precioso deporte, se convierte en una parte de ti.  El tiro con arco siempre tendrá un lugar en mí.”